Convento Carmelitas | Mancera de Abajo

Restos del Palacio de Luis de Toledo | Mancera de Abajo


Mancera de Abajo – Bóveda del Rio Almar | 2,1 Km

Llegados a Mancera, recorremos la plaza mayor de Mancera a lo largo, y salimos por la Calle de Santa Teresa. Donde esta calle termina, sale un camino que nos lleva a Bóveda del río Almar, por donde entramos por el Centro Social. Pasamos por la iglesia y por la plaza. Seguimos hasta el final del pueblo, (extremo norte y este).

Iglesia Parroquial | Bóveda del Rio Almar

Parque | Bóveda del Rio Almar


Bóveda del Rio Almar – Peñaranda de Bracamonte | 5,8 Km

Salimos de Bóveda junto al cementerio, dejándolo a nuestra izquierda. Llegamos a un puente sobre el río Almar, y a la izquierda del puente un camino que atraviesa el río. Podemos cruzar por el río (si está seco) y tomar el camino que sale enfrente, hacia la izquierda. O bien cruzar por el puente, e inmediatamente girar a la izquierda para buscar ese camino. Lo tomamos, y en la bifurcación tomamos el camino de la derecha, llamado camino el Inestal, que nos lleva a Peñaranda, entrando por el polígono industrial del Inestal. Atravesamos el polígono, y llegamos a la vía del tren, que cruzamos por un paso subterráneo. Entramos así en la villa de Peñaranda, y por la calle Duque de Ahumada vamos a la carretera que viene de Mancera (SA-112), y se continúa en la calle de Nuestra Señora, donde está el convento de de las MM. Carmelitas Descalzas.

Convento y Museo Madres Carmelitas | Peñaranda de Bracamonte

Parque | Peñaranda de Bracamonte


Peñaranda de Bracamonte – Nava de Sotrobal | 8,1 Km

En Peñaranda, hay que cruzar la villa y tomar la carretera de Salamanca hasta llegar al polideportivo y las piscinas. A esta altura, junto al km. 114, arranca un camino hacia la izquierda, que tomamos. El camino sube a cruzar la vía por un puente, desciende, más abajo se bifurca, seguimos por la derecha (el más ancho), que nos lleva a Nava de Sotrobal, donde entramos por el norte, incorporándonos al camino de Aldeaseca de la Frontera, que viene por nuestra derecha, cruzando el río Almar.

Interior Iglesia | La Nava de Sotrobal

Coro Iglesia | La Nava de Sotrobal


La Nava de Sotrobal – Coca de Alba | 7,8 Km

Al pasar la iglesia, en el cruce tomamos la calle Abajo, que es la calle que va a la derecha. Seguimos un poco, hasta la calle Trinidad, que tomamos hacia la izquierda. Seguimos por la calle el Sol, y salimos de Nava por el camino que da continuidad a esta calle. Este camino describe una curva hacia la derecha, de modo que al principio va al suroeste y luego al noroeste. Lo seguimos, sin tomar ninguno de los caminos que salen de él (dos por la derecha, uno por la izquierda junto a un arroyo, otro camino que se nos incorpora por la izquierda, y después de un regato, otro camino que sale hacia la izquierda). A varios cientos de metros, el camino se bifurca, y tomamos el de la izquierda, el más pequeño, que va hacia el suroeste, hacia la carretera. Un poco más allá el camino gira a la derecha, y se incorpora a otro camino más ancho. Lo tomamos hacia la izquierda. Llegamos a la carretera pero no nos incorporamos a ella, sino que vamos (hacia la derecha, al oeste) por el camino paralelo a ella. Pasamos así una rotonda, cruzamos dos caminos y seguimos junto a la carretera hasta tomar la desviación a Coca de Alba, por la cual entramos en el pueblo.

Vista parcial del municipio | Coca de Alba

Campanario | Coca de Alba

Abside de la Iglesia Mudejar | Coca de Alba


Coca de Alba – Peñarandilla | 3,3 Km

Salimos de Coca por el camino que sale hacia el oeste, hacia el río Margañán, y tomamos el camino que va siguiendo el curso del río por la ribera derecha, que nos lleva hasta Peñarandilla. Entramos en el pueblo por el sur, la iglesia está un poco hacia el oeste.

Paisaje | Peñarandilla

Abside de la Iglesia | Peñarandilla


Peñarandilla – Garcihernández | 5,3 Km

Salimos de Peñarandilla por el sur, cruzando el puente sobre el río Margañán. Unos cuantos metros después hay un cruce de varios caminos, tomamos el de la derecha, hacia el oeste. Y unos cientos de metros después, en la bifurcación, el de la izquierda, que va hacia el sur – sureste, hasta la carretera Peñaranda – Alba (SA-114), junto a la Fuente de Santa Teresa. Cruzamos, con cuidado, la carretera, para llegar a la fuente. Siguiendo hacia la derecha, en dirección a Garcihernández, donde se incorpora un camino a la carretera la cruzamos de nuevo, y tomamos la antigua carretera, que discurre unos metros paralela a la actual, luego se separa y cruza el río Gamo. Antes de que se vuelva a incorporar a la carretera actual, tomamos el camino que discurre por la ribera izquierda del río Gamo, y seguimos por este camino hasta Garcihernández, donde entramos por la iglesia. De ella parte la calle Larga. Siguiendo esta calle llegarmos a la Avda. Iryda, por donde sale el camino hacia Alba.

Vista General | Garcihernández

Camino | Garcihernández

Iglesia parroquial | Garcihernández


Garcihernández – Alba de Tormes | 8,5 Km

Al llegar al cruce de Garcihernández giramos a la izquierda por la c/ Sol, y seguimos por ella hasta girar a la derecha por la c/ Herrerías o, un poco más allá, por la c/ José Antonio, y en el siguiente cruce tomamos la calle Iryda, a la izquierda (¡ojo!: aquí las flechas pintadas nos indican seguir de frente: nos llevan a un camino asfaltado y algo más largo: el camino asfaltado de la Serna. También podemos, ir hasta la iglesia (siguiendo en el cruce por la c/ Unamuno), y allí tomar la calle Larga, que continúa en la calle Iryda. Esta nos saca de Garcihernández, pasando por el hogar del pensionista y el consultorio médico, hacia la carretera de Peñaranda, una carretera comarcal con bastante tráfico. Al la derecha de la carretera discurre un camino, que tomamos durante aproximadamente 2 km. Después, llegando a una chopera y un arroyo, el camino se acaba. Cruzamos con cuidado la carretera, y tomamos el camino que sale por la izquierda de la carretera (hacia el sur). El camino se va alejando de la carretera, y entonces sale una senda a nuestra derecha, junto al cauce del arroyo del Cano. Tomamos esta senda y la seguimos unos 700 m., hasta que cruza un camino ancho, que va hacia la carretera. Tomamos ese camino a la derecha. Pasamos junto a una granja, llegamos a la carretera y la cruzamos con cuidado. Seguimos por el camino, que es cuesta arriba. Se incorpora por la derecha un camino,  y luego sale por la izquierda otro camino. Tomamos ese camino (Camino de Coladeros), que nos lleva a Alba de Tormes. En invierno, la senda junto al arroyo del Cano puede resultar impracticable. Entonces tenemos que seguir por el camino, que va dando una vuelta hacia la izquierda, hasta que se cruza con otro camino, que tomamos a la derecha. Este camino gira luego a la derecha, y es el que pasa junto a la granja y baja a la carretera. Damos así un rodeo de unos 500 m., para evitar caminar por la carretera y por el arroyo hasta llegar a Alba de Tormes.

Vista panorámica | Alba de Tormes

Monasterio de la Anunciación | Alba de Tormes

Torre del castillo | Alba de Tormes


Alba de Tormes | Fin del Camino

Llegamos a Alba incorporándonos al camino asfaltado de Encinas de Abajo y el Azuz de Villagonzalo, que tomamos hacia la izquierda, y que a su vez se incorpora a la carretera de Peñaranda, tomándola hacia la derecha. Bajamos por la carretera de Peñaranda, hacia la plaza mayor y el convento de las MM. Carmelitas, meta de esta ruta. Podemos hacerlo saliendo de la carretera de Peñaranda a la derecha por la calle Salitre (en el semáforo) siguiendo por la calle Benitas y pasando así ante el convento de MM. Benedictinas. Seguimos por la calle Carlos III, salimos a la izquierda por la calle Bulevar para tomar en seguida la calle Manterota a la derecha, que nos lleva a la Plaza Mayor, y por la calle Sánchez Rojas, a la plaza de Santa Teresa, donde están el convento de San Juan de la Cruz, de frailes Carmelitas, y el convento de la Anunciación de MM. Carmelitas, la fundación teresiana que acoge el sepulcro de santa Teresa de Jesús.

Has llegado a la meta de la ruta. El camino de la vida continúa, como una peregrinación con nuevas etapas, nuevos encuentros… ¡Buen camino!